Chica (futura mujer :-)), madre, fotógrafa frustrada, separada, hermana, amiga, trabajadora y pésima ama de casa. Adoro hacer punto, y pasarme horas en el ordenador, casi siempre sin dejar huella de mis visitas. Amo instagram, tumblr, y ver fotos de parejas enamoradas. Vivo en la montaña sin conexión a Internet, así que mis visitas serán escasas. Adoro twitter. Me encanta escribir. Y voy al gimnasio. Y nunca, nunca, estaré lo suficientemente delgada.
Por favor, no confundir a la escritora con la narradora.
Gracias.
¿Nos leemos, sí?

jueves, 2 de octubre de 2014

UNO MÁS UNO... NO SON DOS.


Mi estado ideal no es el de estar soltera. No me gusta estar sola por imposición. Soy persona de tener pareja... puede sonar muy triste, pero es así.


Y es que realmente me encanta saber que las cosas que de él molestan al resto de la humanidad, yo las adoro. Igual que cuando estamos entre amigos, y le miro, o me mira, y no hace falta ni hablar... ya sabemos lo que queremos decirnos, y podemos explotar en carcajadas, o podemos levantarnos de nuestras sillas para ir al lado del otro porque sin decirlo, sabemos que en ese momento nos hacemos falta.

Y me gusta despertarme y saber que hay alguien ahí, no a mi lado, no en forma de mensaje tampoco, sino que está en mi mente y que sé que yo estoy en la suya, porque parece que sepa cuando abro los ojos, porque me llega una brisa desde la ventana que, a mí, me sabe a beso.


Es ideal notar que algo que dice me excita, y lo que me excita no sus palabras, sino su forma de decirlas. Su esencia, su olor, su piel.

Puedo considerar perfecto el momento en el que pienso en él, y eso me transmite calma y seguridad.

Y nostalgia. Nostalgia cuando tengo momentos divertidos y noto que me falta algo, que él no está, que debería ser parte de mi diversión.

Jo, ¿y qué me decís cuándo surgen esos momentos en los que nos ponemos a cantar canciones a voz en grito en el coche, o en la casa, o en la cama? ¿No es eso algo genial?

Y cuando le miro, y noto y veo y sé, todas y cada una de sus imperfecciones, y aún así pienso: “qué coño, es perfecto”. ¡Porque lo es! ¡Lo es para mí y por eso estoy con él! Porque adoro todas y cada una de sus imperfecciones.

Y me encantaría poder tener su apoyo en mis momentos flojos, en mis horas de espera en el médico, en mis ratos amargos. Toda compañía es buena, pero la de una pareja... eso es insuperable.

Y los abrazos, esos abrazos en ciertos momentos, que te calman el alma, que hacen asomar lágrimas que no caen, que hacen que mi mente se quede en blanco... abrazos.





Una pareja da sentido a mi vida. Abro mi corazón, abro mi mente. Y es que uno más uno, no suman dos... uno más uno, se convierten en uno.

10 comentarios:

  1. la perfección de alguien imperfecto..... el amor.
    Quien lo ha probado, lo sabe.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. El amor es algo precioso pero primero hay que quererse uno mismo. El sentido a tu vida te lo tienes que dar tú y una pareja es el complemento perfecto pero no todo debería girar en torno a una pareja. Así, al menos es como lo veo yo. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  3. Entiendo esa sensación. Hay gente que parece necestiar una persona al lado y yo no tengo nada que objetar al hecho de tener pareja, cuando una pareja funciona bien es maravilloso. Pero La vida que vivimos solos también cuenta. Aprovéchala ;)

    ResponderEliminar
  4. Entiendo tus palabras pero no comparto complemente. En pareja se puede ser muy feliz y sí, son preciosos esos momentos, pero también se puede ser muy feliz estando sin pareja. Me alegra leerte...

    ResponderEliminar
  5. No suena triste, pero hay una diferencia entre preferir vivir a dos a precisar a otro para vivir.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes que yo pienso que uno más uno son dos, y que dos puede ser magia, pero siempre siendo uno más uno. De todos modos me encanta cómo lo describes tú, y si para ti es así, espero que lo tengas así.

    ResponderEliminar
  7. Espero que consigas ese ideal, que por otra parte es maravilloso.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Uno más uno siempre debería ser dos.
    Porque tú ya por ti misma deberías ser un todo, alguien completo, que prefiere la compañía de la otra persona a estar solo. Eso es lo bonito, no que lo necesites, sino que lo quieras, por ti misma, no porque te haga falta.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Tal vez nunca le has dado el suficiente tiempo a la soledad para que puedas llegar a disfrutar también de ella!!

    ResponderEliminar