Chica (futura mujer :-)), madre, fotógrafa frustrada, separada, hermana, amiga, trabajadora y pésima ama de casa. Adoro hacer punto, y pasarme horas en el ordenador, casi siempre sin dejar huella de mis visitas. Amo instagram, tumblr, y ver fotos de parejas enamoradas. Vivo en la montaña sin conexión a Internet, así que mis visitas serán escasas. Adoro twitter. Me encanta escribir. Y voy al gimnasio. Y nunca, nunca, estaré lo suficientemente delgada.
Por favor, no confundir a la escritora con la narradora.
Gracias.
¿Nos leemos, sí?

miércoles, 17 de septiembre de 2014

SIN TI TAMBIÉN EXISTO

Tan solo han pasado siete días desde que te escribí y leíste el post anterior.
Me llamaste, acudí como de costumbre, y el golpe que me diste fue aún peor que todos los anteriores, pero ¿sabes? no me siento estúpida, ni siento que el viaje fue en balde, porque ese golpe me ha hecho abrir los ojos. Nunca creí eso de que "del amor al odio tan solo hay un paso"... pero sí, ahora lo creo.
No te odio, nunca he odiado a nadie, pero ya no te amo, ni te quiero, ni siquiera te respeto ni te defiendo como hacía hace unos días... ni lo haré.
Ya no flojearé al llamarte porque ya no tengo tu número de teléfono. Ya no me temblarán las piernas al oír tu voz porque tus llamadas están bloqueadas. No iré a vivir a tu pueblo, ni siquiera a los pueblos de alrededor. Olvidaré tu voz, tu olor y tu sabor. Olvidaré tu cara porque he borrado todas tus fotos, y créeme, no hay vuelta atrás.
Has tenido más oportunidades de las merecidas, incluso tus propios amigos me advertían, pero ¡ilusa de mí! Mi corazón fue por su lado, y yo, en vez de guiarme por mi cabeza, como suelo hacer, me dejé llevar.
Tenía una vida antes de ti, y la sigo teniendo ahora. 
Me has jodido y lo sabes, y espero que otra, aunque no sea yo, te lo haga pasar mal.. de verdad, te deseo que sufras tanto por alguien como lo que yo he sufrido por ti. Te lo mereces. Y ya no solo por mí, sino por todas aquellas a las que engañaste, traicionaste, y maltrataste antes que a mí.
Lo digo en alto, y en público HE SIDO MALTRATADA PSICOLÓGICAMENTE... sí, pero no siento vergüenza, porque el que tiene que sentirla eres tú.
Tú eres el que insulta, el que rebaja, el que se avergüenza y el que miente.
El que bebe, el que se droga, y el que se aprovecha de la buena fe de su pareja.
El que vacila de lo que tiene delante de los demás, pero que no lo aprecia.
El que me echará de menos... todos lo saben, incluso yo.
El que no se merece tanto, y el que ha hecho que yo me de cuenta de que merezco mucho más.

Ahora de otra, serás de otra... 






Porque yo soy feliz... y lo soy sin ti.





27 comentarios:

  1. Corta eso de raíz. Las relaciones tóxicas son una mierda, pero ya cuando entra la figura del maltrato... Eso no cambia, si acaso a peor.

    18+4

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en ello... pero me vienen bajones. Me enganché de él prácticamente sin darme cuenta.

      Besos!

      Eliminar
  2. Creo que no deberías ni siquiera dedicarle estas líneas. Quien te ha hecho sufrir no merece un minuto de tu tiempo ni de tus esfuerzos. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo, me sé la teoría, pero la práctica es muy difícil...

      Besos!

      Eliminar
  3. Desde luego que uno existe, y quitandose lastres, avanza mucho más deprisa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón... el problema es que ahora tengo miedo.

      Besos!

      Eliminar
  4. Uh, está claro que no te merece ni de lejos..
    Y sí, mandarlo a tomar viento es lo mejor que puedes hacer. Ya le llegará su hora: El que a hierro mata...

    Un beso, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de querer venganza se me pasará... pero estoy tan descontenta!!

      Besos!

      Eliminar
  5. Lo que hay que saber es ser feliz con alguien pero sin depender totalmente de él. Y desde luego a veces es mejor solo que mal acompañado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi problema es que no sé estar sola... aunque ahora me parece que lo voy a estar por bastante tiempo.

      Besos!

      Eliminar
  6. Si que es verdad el amor y el odio son dos cara de la misma moneda y me alegra que cortaras de raíz antes de dejar que girase a la otra cara es mejor dejar esa moneda abandonada y olvidarla

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cortó él en realidad... yo aún seguiría si fuera por mí. Me colgué sin saber cómo.

      Besos!

      Eliminar
  7. Con dos cojones, ADIÓS y que no vuelvan los que te lo hacen pasar mal!
    Mucha suerte en tu "nueva vida", ahora a reconstruirse y a continuar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ¿lo difícil que es recomponerse y empezar de nuevo? Qué horror!

      Besos!

      Eliminar
  8. Creo que alguna vez te he dicho que lo que más miedo me daba del amor era amar a alguien "malo", pero, ¿sabes? darte cuenta de que ese alguien no te conviene dice mucho de ti.
    Muá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me di cuenta casi desde el primer día, pero como me dice un amigo, debo de ser la reencarnación de la Madre Teresa... yo siempre creo que les voy a curar, y serán los hombres perfectos... mierda.

      Besos!

      Eliminar
  9. Jo Nena, no sabes como me han gustado todas la palabras que has escrito aquí. Ya me parecía a mi que algo pasaba cuando el otro día dejaste un mensaje en mi blog.


    te mando un abrazo y tú vales mucho ! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, entonces ya pasaba algo. Como duele... qué barbaridad.

      Besos!

      Eliminar
  10. Nunca te hizo falta para ser, ahora puedes verlo, pero no te castigues ni renieges de lo sentido o lo vivido, de todo se aprende y ahora eres más fuerte y tan hermosa como al principio o incluso más.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No reniego, Pilar, solo que me gustaría no haber sentido ni haber dado tanto como dí. El fallo es mío y solo mío.

      Besos!

      Eliminar
  11. Esa es la salida para mujeres maltratadas psicológicamente, olvidar a costa de todo. Para mí es difícil, muy difícil. Y sigo llorando como el día en que mi psiquiatra me hizo ver lo que yo no veía y los demás sí. Te comprendo y te apoyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ojalá tanto tú como yo, podamos olvidar rápidamente y pasar página.

      Besos!

      Eliminar
  12. Cuando un amor muere, queda todavía el corazón caliente y se necesita tiempo para enfriar. Existirán los momentos (normales) de nostalgia, las fechas que golpean el alma, las canciones evocadoras y demás iconos que el corazón fue marcando en el tiempo compartido. Pero ten paciencia, fuerza y valor, que ya pasará. No fuiste la primera, ni la última persona a quien le rompieron el corazón, pero aunque sé, que duele hasta en los sueños, te prometo que todo este mal momento, ya pasará. Va mi palabra en ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes lo que tu palabra ha calado en mí. Te lo agradezco de corazón.

      Besos!!

      Eliminar
  13. Es muy duro lo que cuentas, Tequila. Has sido valiente. Te mando un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar