Chica (futura mujer :-)), madre, fotógrafa frustrada, separada, hermana, amiga, trabajadora y pésima ama de casa. Adoro hacer punto, y pasarme horas en el ordenador, casi siempre sin dejar huella de mis visitas. Amo instagram, tumblr, y ver fotos de parejas enamoradas. Vivo en la montaña sin conexión a Internet, así que mis visitas serán escasas. Adoro twitter. Me encanta escribir. Y voy al gimnasio. Y nunca, nunca, estaré lo suficientemente delgada.
Por favor, no confundir a la escritora con la narradora.
Gracias.
¿Nos leemos, sí?

jueves, 13 de diciembre de 2012

SUEÑOS ETERNOS



Duermo poco... a veces unas cinco o seis horas son suficientes últimamente. Cuando me despierto a media noche, y gracias a que mi persiana siempre está subida y mi ventana abierta, puedo ver las estrellas, y no sé porque, pienso en ti.



Pienso en cómo las cosas desaparecen dejando un rastro casi inapreciable. Como cuando caminas sobre la arena del mar y se ve claramente tu pisada, pero poco a poco, con la subida de las olas, la huella se va borrando hasta que desaparece, y es como si nunca hubieses pisado ahí, como si nunca hubieras estado en ese lugar.


Me entretengo pensando en todos los recuerdos que tengo, porque sé que, algún día, igual que la huella borrada, estos desaparecerán. Los pienso, los escribo, los ensobro y los guardo en una caja de cartón, negra, gris y blanca... como mi pasado y mi presente... y quizá mi futuro.
Saber que olvidaré tu voz, o tu tacto, o tu olor... saber que eso no se puede conservar. Saber que ninguna otra noche serás mío, saber que no volverás a dormir abrazo a mí, saber que no veremos más el sol tomando el desayuno, ni despediremos más a la luna con nuestros orgasmos. Saber que nunca más volveré a   tener un principio... contigo.



Sigue pasando el tiempo y aún sigo sin dormir mucho. Imagino mil y un momentos por vivir, y no quiero levantarme, al menos no ahora, porque sé que miraré mi móvil y no habrá una llamada tuya, ni un mensaje, y sé que abriré el ordenador y no existirá ningún mail con tu remite. El buzón de casa, hace meses que no existe para mí.

Todo el tiempo pensando es tiempo perdido, horas acumuladas sin nada más que hacer. Cortas eternidades cada noche, y largas esperas cada día, cada día en los que bebo para emborracharme, para olvidar lo que en realidad quiero que perdure, para recordar tu sabor en cada trago de cazalla, para ver el reflejo de tus ojos en cada vaso de café. 

Quisiera que, otra vez, los besos fueran eternos, que volvieran esos sueños que imaginábamos a la vez. Que volvieran esas risas y también todas esas lágrimas... lágrimas de amor. Comerte entero, junto a la vida que nos quedaba. Superar el miedo, junto contigo.




37 comentarios:

  1. Hay recuerdos que por mucho que nos empeñemos, no se pueden borrar. Quizás se pueden descartar, seleccionar, o incluso ignorar, pero hay momentos que por siempre y para siempre perdurarán en la memoria. Y sabes qué? Cuando ya no duela, esos recuerdos serán maravillosos, porque serán la prueba de lo que hemos vivido. Son esos recuerdos los que conforman nuestras experiencias y el aprendizaje diario.
    Es complicado empezar a "gestionar" una nueva vida sin la persona con la que durante un tiempo lo compartimos todo, pero créeme...el tiempo todo todo todo lo pone en orden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy haciendo una "terapia" que me he inventado, que consiste en plasmar los recuerdos en cartas sin destino. Al menos parece que me dejan más sitio libre en el cerebro!

      Besos!

      Eliminar
  2. es una entrada preciosa, cargada de sentimiento... ánimo, los recuerdos aunque no se olviden se pueden superar y algun día los recordaras con alegria por el momneto que viviste y no con tristeza por lo que perdiste. Y algun día volveras a avivir todas esas cosas aun mejor con la persona adecuada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura de que eso pasará, como tú dices... algún día.

      Besos!

      Eliminar
  3. Todo eso de guardar los recuerdos me ha parecido como una cápsula del tiempo. Si conservas todos esos recuerdos, al pasar los años podrás ver con perspectiva lo que ha quedado para ti de todo aquello.
    Quizás sea como las huellas en la arena. Quizás no.
    El tiempo lo dirá.

    muacks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es... mi cápsula del tiempo propia... es una buena idea para mí, al menos.

      Besos!

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Los recuerdos no se borran, de hecho yo no borro ni uno solo, ni bueno ni malo. Lo único que se puede hacer es no pensar tanto en ellos, dejarlos de lado en un segundo plano porque los recuerdos a veces pueden ser de lo más crueles..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha venido bien, a veces, tirar los recuerdos a la hoguera. Me da la sensación de que, contra menos los veas, menos han existido, y eso ha sido bueno, pero cada uno tiene su forma de verlo, y sobre todo de vivirlo.

      Besos!

      Eliminar
  6. Que el futuro, más que blanco, sea de colores.
    Ten paciencia.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Paciencia? Toda la del mundo. ¿Colores? Todos los del arcoiris!!

      Besos!!

      Eliminar
  7. Me ha emocionado el texto de verdad, me ha gustado mucho, te sigo desde ya jeje!
    Gracias por el comentario en mi blog, me alegro de que te gusten las fotos! un beso!
    http://lalentedesofocles.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte! Nos leemos!!

      Besos!

      Eliminar
  8. La esperanza es lo último que se pierde y esos momentos volverán, yo así lo creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, Ana! La esperanza no se pierde jamás y todo llegará en su debido momento, de eso, estoy segura!

      Besos!

      Eliminar
  9. Nadie nunca desaparece del todo. Los recuerdos pueden disiparse, cambiar, pero en el fondo de nuestro inconsciente siguen existiendo. Y las personas, por mucho que se vayan, también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas las personas que pasan por nuestra vida permanecen en nuestra cabeza... otra cosa es, que también deban permanecer todos los recuerdos. Algunos, vale la pena, sacarlos de ella.

      Besos!

      Eliminar
  10. A la larga tendrás un futuro bonito, estoy segura. Supongo que todos lo acabamos teniendo. No sé si por conformismo, por adaptación o simplemente porque la vida es así y uno termina acertando antes o después. Hace poco un amigo me dijo que todos terminamos estando con la persona que debemos estar porque, si no estamos con esa persona, es que no era "la persona". Quizás sea una afirmación demasiado optimista, pero yo he decidido creerle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que empiezo a creer es que no hay una sola "persona" para cada uno de nosotros y es ahí donde yo he tenido el problema hasta ahora que "he visto la luz". Pensaba que mi "persona" era él, y ahora sé que no. Así que tengo que esperar a que aparezca mi "persona" o al menos "mi persona de este momento en ocncreto"... y luego, dejaremos pasar el tiempo y a ver que pasa.

      Besos, cielo, me alegro de que estés aquí!

      Eliminar
  11. Las huellas de la arena se borran cuando llega el agua, para recordarnos que nada es eterno... físicamente. Pero tú siempre sabrás que alguien ha estado ahí, que ha dejado su huella y que luego se ha fundido en el mar.
    Si te paras a pensarlo, es bonito: sólo tú lo sabrás, siempre será tuyo.
    En cuanto a las oportunidades perdidas y la imposibilidad de estar juntos... ya lo dijo Pablo Neruda, ¿no?
    Besos :)


    M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero olvidar a la persona... quiero olvidar sus recuerdos, como Clementine, ya sabes. Ójala existiera la máquina!

      Besos!!

      Eliminar
  12. "Todo pasa y nada queda, pero lo nuestro es pasar", decía el poeta y estaba en lo cierto. Nada de lo que hagamos tendrá efecto y sólo a uno mismo y a unos pocos cercanos le importará nuestra vida; ni bien, ni mal, así son las cosas.

    Algunos recuerdos solo sirven para traernos dolor y sin embargo aquello que los provocó ya no existe en nuestra vida. Cuando el tiempo pase quedará la recordación y habrá desaparecido el sentimiento que esos recuerdos hoy evocan, como si fuera unas historia que le ocurrió a otro.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo peor es que los peores recuerdos que tengo, ni siquiera llegaron a hacerse realidad...

      Besos!

      Eliminar
  13. Los recuerdos se esconden en lo mas recóndito de nuestro cerebro, para un día, sin saber muy bien por qué, volver a aparecer con una intensidad y una fuerza olvidadas, para despertar viejos fantasmas, para seguir martilleando a nuestra pobre alma. Especialmente con los olores, por estar situados en la parte más "antigua" del cerebro, años y décadas más tarde te pueden devolver al pasado en un plis y dejarte jodida una buena temporada.
    Soy genial animando, eh? :-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainss no... no me digas que con todo lo que me estoy esforzando por quitarlos de mi mente volverán algún día? Espero ser tan inmensamente feliz que no salgan nunca esos viejos fantasmas!!

      Besos!!

      Eliminar
  14. Hola guapa!
    Haces bien en "guardar" esos recuerdos, ahora igual duelen pero seguro que llega un momento en que ya no, y que triste sería perderlos..
    Ah, estoy segura de que tu futuro tiene muchos más colores :P
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo veremos en un futuro... espero que no sea lejano!

      Besos!!

      Eliminar
  15. Ese insomnio es del que dura y dura años... aunque todo va palideciendo con el tiempo, aunque nos esforcemos en mantener una imagen con nitidez y fuerza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente lo que quiero es que se vaya viendo borroso... hasta que llegue el día en que ya no se vea nada.

      Besos!

      Eliminar
  16. Ojalá hubiera una pastilla que curara los corazones rotos... aunque es difícil a veces lo mejor es trata de mantener la mente ocupada en otros asuntos...mucho ánimo que la vida tiene muchas cosas maravillosas esperándote. Seguro que sí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien tiene que inventar esa pastilla. Sería mucho más sano, barato y saludable para nuestro cuerpo.

      Besos!

      Eliminar
  17. madre mia, lo de dormir poco debería estar prohibido por ley... muchos pensamientos... cansancio acumulado... libérate del pasado y descansaa! :)

    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso quisiera yo... si supieras la de horas que paso en vela...

      Besos!!

      Eliminar
  18. Al leer esto me estoy dando cuenta de que, hoy día, sigo echando de menos a esa persona. ODIO LA DISTANCIA, he de decirlo.
    Al final, todo acaba perdiendo la nitidez con la que se grabó un día en nuestra mente, pero aún borroso en ella, siempre sabremos a quién pertenecieron esos momentos.
    Últimamente también duermo poco y pienso más de lo que debería.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que dice Yopo, que dormir poco debería estar prohibído!

      Besos!

      Eliminar