Chica (futura mujer :-)), madre, fotógrafa frustrada, separada, hermana, amiga, trabajadora y pésima ama de casa. Adoro hacer punto, y pasarme horas en el ordenador, casi siempre sin dejar huella de mis visitas. Amo instagram, tumblr, y ver fotos de parejas enamoradas. Vivo en la montaña sin conexión a Internet, así que mis visitas serán escasas. Adoro twitter. Me encanta escribir. Y voy al gimnasio. Y nunca, nunca, estaré lo suficientemente delgada.
Por favor, no confundir a la escritora con la narradora.
Gracias.
¿Nos leemos, sí?

miércoles, 21 de enero de 2015

¿PUTA O LIBRE?

Este año pasado, el 2014, ha sido un año en el que he descubierto muchas cosas...

Quizá defraude a algunas de las personas que me leen, quizá me equivoque y no haya tanto apego como para eso.

El 2014 empezó con la única persona de la que, realmente, me he sentido enamorada. Con los 5 sentidos. Aún recuerdo lo que sus manos me hacían sentir, el sabor de su lengua, su olor, su voz cuando se ponía dulce, y el increíble color de sus ojos... pero aquello tuvo que acabar, necesitaba escapar de algo, y seguramente de lo que necesitaba escapar era de mí misma.

Aprendí a tener una paciencia infinita siendo cuidadora de un niño discapacitado, viviendo en su casa y viendo como su madre y su pareja no se hacían cargo de él. La de veces que ese niño me demostró su amor (y también sus enfados) no se me irá nunca de la cabeza.

Aprendí a valerme por mí misma. Dormí en mi coche en mitad de la montaña muchísimas noches, dormí en la calle, y conocía a personas sólo para poder dormir en una cama.

Conocí a un chico que me volvió del revés. Me colgué de él completamente, sin quererlo y sin saberlo, y resultó, como no, ser un  fraude. Un chico cocainómano, al que solo conocí en su estado "real" el mismo día que lo dejé y que me di cuenta de su problema.

Hasta el mes de Agosto podía contar con los dedos de una mano los chicos con los que había tenído relaciones sexuales, pero en Septiembre, al dejar al colocado, todo cambió. Me llegué a hundir un poco, lo reconozco, pero gracias doy de haber pasado un gran año hasta entonces, conociendo a gente maravillosa que me hizo ver las cosas de otro modo.

Yo era de esas chicas que no concibía el sexo sin sentimiento, sin al menos, tener ese "algo"... pero empecé a ver a otras personas que lo hacían y se sentían felices.
Un día de Septiembre, conocí a un chico ingles, guapísimo, cuidadoso... genial. 
No sé cómo pero acabamos en mi casa, solos. 
Su barba empezó a recorrer mi cuello y me gustaba el sabor de su boca, pero cuando llegó el momento... no. NO estaba preparada. Le expliqué con mi penoso inglés al chico inglés, que lo sentía pero que no podía, que tenía algo en el corazón y demasiado alcohol en la barriga como para tener sexo con un desconocido. Lo entendió. Solo dormimos y se fue al despertar.

Pasaron 3 semanas, Yo seguía teniendo un gran "mono" de sexo, y empecé a sentir un gran asco hacia  el amor y todo lo que ello suponía. Nada de besos, nada de abrazos... sabía que solo quería sexo, y una noche, sin más, apareció.
Esta vez fue un francés, estuvimos hablando (también con mi penoso francés) y volví a acabar con él en mi casa, solos.
Para mí, este chico sin nombre, fue todo un descubrimiento. Descubrir el sexo sin amor fue una enorme satisfacción para mí. Me veía curada de colgarme por los hombres, y me veía capaz de tener sexo con otros hombres. Liberada. Al fin, libre. 
Creo que eso era lo que había buscado todo este tiempo, y lo que no encontraba. Experimentar esa sensación.
A partir de ese momento, he dado un cambio radical. Si ha surgido la ocasión, he tenido sexo con hombres. Hombres de los que, repito, no sé ni el nombre, hombres que después de dejarme satisfecha han salido de mi cama y de mi casa sin ningún tipo de remordimiento por mi parte, hombres de los que no he tenido que despedirme, hombres a los que no he pedido el número de teléfono, ni les he dado el mío porque no quería volver a repetir. Hombres.
Algunas veces en su casa, la mayoría de veces en la mía. 

Desde Septiembre al día de hoy, no soy capaz de saber con cuantos hombres me he acostado, ni cuantas cajas de condones he gastado.
Y no, no me considero puta, me considero libre. Soltera. Feliz.
LIBRE, SOLTERA Y FELIZ.

Rehuyo de todo aquello que me pueda recordar mínimamente a lo que puede ser tener una relación estable. No quiero ver películas con nadie, ni compartir ni casa, ni mis sueños. "Estás aquí para follar, tío, cumple con tu misión y lárgate". Así es como funciono. 
Nadie de mi entorno me juzga, puedo sentirme yo misma, y  puedo contarlo sin miedo... porque así soy yo ahora.

Pero tenía que llegar el día...

He conocido a alguien...



21 comentarios:

  1. Es como un bucle... vuelta a empezar.

    ResponderEliminar
  2. No te consideras una puta, pero porque tendrías que hacerlo?
    Hay que romper tabues.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me lo considero, pero lo he puesto así porque hay algunas persona que sí lo consideran. Tendríamos que modernizar algunas mentes.

      Besos!!

      Eliminar
  3. ¿Defraudados por qué? Cada cual hace con su vida y su cuerpo lo que le viene en gana. A lo mejor eso era lo que necesitabas en el momento y ahora estás lista para encarar algo más serio. En la vida todo son etapas. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, era (o es) lo que necesito!!

      Besos!

      Eliminar
  4. Me decanto por sentirte libre. Tuyo es tu cuerpo y tu decides lo que deseas, quieres y necesitas. Eres feliz? pues adelante. Nadie tiene derecho a decidir por ti.

    una lluvia de besos en libertad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien dicho! Menos perjuicios y más felicidad!

      Besos!!

      Eliminar
  5. Las sorpresas es lo que nos va forjando también, nos ayudan a descubrir que es en verdad lo que queremos, tu eres feliz, no necesitas que los demás te hagan feliz, solo complementan tu felicidad.

    un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente. He llegado a un punto en el que soy capaz de ser feliz por mí misma, sin necesitar a nadie a mi lado.

      Besos!

      Eliminar
  6. Ha sido triste leer tus horas bajas, pero no que has encontrado lo que buscabas, y si por el camino has aprendido que la felicidad no te la entrega "otro", me alegro muchísimo, no lo olvides llame quien llame a tu puerta.

    Un beso bien gordo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar, por tu enorme empatía siempre. Eres de esas personas que se hace de querer. Te respeto muchísimo! Gracias, por tus palabras también.

      Besos!!

      Eliminar
  7. Oye, pues genial. Si lo importante siempre será que te sientas bien tú y que seas feliz. Lo que digan o piensen los demás, es problema de ellos. A veces, problema de mentes estrechas simplemente.
    Ole por ti, Tequililla!
    :)

    Besos grandes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que pienso... aún hay demasiadas mentes chapadas a la antigua!

      Besos!!

      Eliminar
  8. Hay que tener tiempo para todo en esta vida! Enhorabuena por tus progresos.
    Kiss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! y no tiene mejor nombre: progresos. Exactamente!

      Besos!

      Eliminar
  9. Ni una cosa ni la otra, son etapas de la vida ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Mira que me llegas a enganchar con tus escritos, Me encantan!!! Vive la vida y sé feliz y si te critican, pasa de ellos que solo serán unos envidiosos.
    Ayyyyyyyyyyyyy hasta envidia me das, jaja.

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias neni!! La verdad es que lo estoy disfrutando...

      Besos!!

      Eliminar