Chica (futura mujer :-)), madre, fotógrafa frustrada, separada, hermana, amiga, trabajadora y pésima ama de casa. Adoro hacer punto, y pasarme horas en el ordenador, casi siempre sin dejar huella de mis visitas. Amo instagram, tumblr, y ver fotos de parejas enamoradas. Vivo en la montaña sin conexión a Internet, así que mis visitas serán escasas. Adoro twitter. Me encanta escribir. Y voy al gimnasio. Y nunca, nunca, estaré lo suficientemente delgada.
Por favor, no confundir a la escritora con la narradora.
Gracias.
¿Nos leemos, sí?

sábado, 6 de octubre de 2012

NO SE PUEDE PEDIR MÁS

Hoy ha sido un día agradable. Cada vez estoy más a gusto en mi faceta como madre a tiempo (casi) completo, y noto que, al hacerme mayor soy más sabia en este sentido.
No hay nada que me guste más que poder desayunar con mis hijos los sábados, sin prisas, sin tele, y con el pijama todavía puesto.
Me encanta ayudarles a hacer sus deberes, ver cómo sus ojos se iluminan cuando comprenden cosas, ver cómo van entendiendo que en las tareas del cole el orden es lo mejor, y ver cómo, al menos, intentan aplicar lo aprendido.
Alucino viendo cómo les gusta cocinar. Hoy hemos hemos "macarrones aplastaos" que es una modalidad que hemos inventado entre los tres, y que nos salen buenísimos.
Han puesto la mesa ellos solos, y tan contentos que están por cooperar cada vez más en las tareas domésticas.
Después de comer han estado un par de horas jugando los dos con su prima.
Y nos hemos ido al fútbol... y yo me vuelvo loca cuando marcan gol.
Y ahora, que están con su padre, me doy cuenta de lo feliz que soy teniéndoles a mi lado.



31 comentarios:

  1. La vida con niños tiene grandes satisfacciones. A veces nos quejamos mucho de lo que no podemos hacer porque tenemos que cuidar de ellos. Pero la otra parte es maravillosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo elegiría vivir para ellos sin hacer ningún otro trabajo. No conozco trabajo más gratificante que cuidar de ellos. Me encanta.
      Besos!

      Eliminar
  2. No tengo hijos, no sé lo que se siente al vivir estas situaciones. Y es curioso -o no-, a veces me da un puntito de "y si hubiera un bichillo que me recibiera al llegar de trabajar y me dijerá 'papá'"... Igual me estoy haciendo mayor...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea cuestión de edades. Fíjate, yo con 27 ya tenía a los 2, y no tuve más porque mi marido no quiso...
      Besos Gae.

      Eliminar
  3. Pues tienes razón: No se puede pedir más.
    Me alegro mucho por ti, por vosotros.

    Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo cuando vivían mis sobrinos conmigo, me gustaba ir con ellos de paseo los fines de semana, al cine o a comer algo, también la hora de dormir, porque les podía leer cuentos.

    ResponderEliminar
  5. La infancia de los hijos dura tan poco que hay que aprovechar todos los instantes posibles que no se repetiran hasta que lleguen los nietos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bufff... creo que a mí para los nietos aún me falta mucho! Pero por suerte, me seguirán quedando los sobrinos.
      Besos!

      Eliminar
  6. Sólo puedo decir que a disfrutar y a atesorar momentos y valorarlos así, como tu haces, desde luego, no se puede pedir más.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, todo lo que pueda pedir será poco en comparación con esto.
      Besos!

      Eliminar
  7. Es increíble lo feliz que te hace un hijo.

    ResponderEliminar
  8. Me alegro de que disfrutes tanto de la compañía de tus hijos aunque me has dejado con la intriga de qué son los macarrones aplastaos, jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. ser madre es una experiencia maravillosa aunque mucho me temo que efímera, no porque una deje de ser madre, sino porque no dejan de evolucionar y cambiar de etapa antes de que te des cuenta. Me alegra que estés feliz.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que, tanto ellos como hijos, como nosotros en nuestro papel de padres, tendremos que ir acoplándonos a cada nueva etapa.
      Besos!

      Eliminar
  10. Y ese es el camino, disfrutar del cada día, de las pequeñas cosas, del momento cotidiano, sin esperar que cada momento sea especial, profundo o trascendente.

    Disfruta esa infancia, me temo que luego crecen, jeje.

    Beso

    ResponderEliminar
  11. Que envidia sana me das!!
    yo no soy mamá todavía, pero cada vez que veo o habláis de vuestras experiencias como madres se me cae la baba! disfrútalos mucho!! son afortunados de tener una madre que les dedique tanta atención y cariño.

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Hola guapi!
    Me alegro de que tuvieras un buen día y puedas disfrutar del tiempo con tus peques, es importante saber valorar esos momentos. A mi me encanta desayunar los sábados con mi madre :)
    Pues lo de dejar solo una parte con color lo hago con pickmonkey, en la segunda tanda de efectos hay uno que se llama focal black and white, y ahí lo puedes hacer
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis niños son lo mejor, y a mí se me cae la baba, ya ves.
      Ya he probado ese programa... lo usaré más a menudo, gracias!!
      Besos!

      Eliminar
  13. qué bonito así dicho... los pequeños placeres de la vida: hacer la comida, disfrutar viendo los ojos de tus hijos, y esos macarrones aplastaos! jaja. En qué consisten?? quiero la receta!! :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la receta es simple pasta con atún, tomate, cebolla y especias. Lo que los hace aplastaos es hacerlos en la Thermomix, y hacer de más. :-)
      Besos Yopo!!

      Eliminar