Chica (futura mujer :-)), madre, fotógrafa frustrada, separada, hermana, amiga, trabajadora y pésima ama de casa. Adoro hacer punto, y pasarme horas en el ordenador, casi siempre sin dejar huella de mis visitas. Amo instagram, tumblr, y ver fotos de parejas enamoradas. Vivo en la montaña sin conexión a Internet, así que mis visitas serán escasas. Adoro twitter. Me encanta escribir. Y voy al gimnasio. Y nunca, nunca, estaré lo suficientemente delgada.
Por favor, no confundir a la escritora con la narradora.
Gracias.
¿Nos leemos, sí?

viernes, 15 de febrero de 2013

IMAGINA...

Imagínate en la nieve... sin la ropa adecuada, o incluso sin ropa, con ese frío que se te mete por dentro de los huesos. Te destemplas y no eres capaz de entrar en calor sin una sopa bien caliente, o una infusión.

Imagínate tumbada en el hielo, desnuda, como una tortura. Puedes sentir como el hielo se clava como agujas que traspasan tu cuerpo y puedes llorar del dolor. Llorar lágrimas congeladas. Solo piensas en un rayo de sol, en alguien que te rescate y te tape con una manta, y te abrace desnudo para que entres en calor lo antes posible.

Imagínate un día de lluvia, sin paraguas, sin nadie a tu alrededor. Todo está cerrado y no puedes refugiarte en ningún sitio. Estás calada y aún te queda mucho trozo que debes hacer andando hasta llegar a casa. En tu mente solo ves una bañera de agua hirviendo.

Imagina que eres una tripulante del Titanic, que te has caído a esa agua congelada, y que nadie escucha tus gritos de socorro.


Imagina que estás en la nieve y viene alguien a templarte, con una sopa caliente o una infusión casi hirviendo.
Imagina que viene ese alguien a sacarte del hielo. Imagina que se desnuda y se envuelve junto a ti en una gruesa manta rellena de plumas para transpasarte su calor, y que vuelvas a tu temperatura lo antes posible.
Imagina que llegas a casa y que tienes una bañera de agua hirviendo y con espuma, preparada para ti, imagina, que alguien te rescata de las frías aguas del océano.

Imagina una hoguera.


Imagina un rayo de sol.




Ahora solo tienes que saber... ese alguien, esa hoguera, ese rayo de sol, es lo que es él para mí.

17 comentarios:

  1. Viva el amor...viva esa manera tan bonita de expresar los sentimientos.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  2. Me encanta!! Es un texto que transmite mucho.
    Espero la siguiente entrada! Un besote!^^

    ResponderEliminar
  3. Logradas metáforas dentro de una prosa intensa.

    Saludos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, muchas gracias!
      Besos y buen fin de semana!!

      Eliminar
  4. Qué bonitooo!! aunque con tanto imaginar lugares húmedos y frios, me ha dado frio, voy por mi cobertor divino q amo con locura. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mejor, una mantita calentita... y una buena compañía.

      Besos!

      Eliminar
  5. Me he imaginado en cada una de las situaciones que relatas.....y si, la idea de alguien abrazándote traspasándote su calor...es muy sugerente.

    Y hermoso.

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo mejor es que funciona, ya se dice que no hay mejor calor, que el calor humano.

      Besos!

      Eliminar
  6. Qué frío me ha dado esta entrada. Jajaja. No obstante, me ha gustado mucho la comparación. Es bonito sentir algo así por alguien. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es bonito? Sí... aunque a veces desearía no hacerlo, también.

      Besos!

      Eliminar
  7. Te entiendo perfectamente... y has sabido describir muy bien ese paso del frío al calor gracias a una persona que nos hace sentir especiales... :)

    ResponderEliminar
  8. Maravilloso texto. Qué maravilla el estar enamorada.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!
    Pues ya debe ser ese "él" importante y arrollador para traerte de un extremo a otro.. :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. El amor es un misterio insonsable y el desamor tambien.


    Besos

    ResponderEliminar