Chica (futura mujer :-)), madre, fotógrafa frustrada, separada, hermana, amiga, trabajadora y pésima ama de casa. Adoro hacer punto, y pasarme horas en el ordenador, casi siempre sin dejar huella de mis visitas. Amo instagram, tumblr, y ver fotos de parejas enamoradas. Vivo en la montaña sin conexión a Internet, así que mis visitas serán escasas. Adoro twitter. Me encanta escribir. Y voy al gimnasio. Y nunca, nunca, estaré lo suficientemente delgada.
Por favor, no confundir a la escritora con la narradora.
Gracias.
¿Nos leemos, sí?

viernes, 30 de noviembre de 2012

MIEDO

Tengo miedo. 
Miedo de conocer a alguien. 
No soy muy peliculera, pero sé que esas cosas pasan. Sé que un día estás en un Starbucks mirando hacia la calle, y viene un chico y te pregunta si el sofá de enfrente está libre. Te empieza a preguntar cosas, y de repente te ves riendo con un desconocido. Le das tu número de teléfono y por la noche te sorprendes mandando y recibiendo WhasApps hasta las 5 de la mañana. Y luego, a las 8, te sorprende un mensaje que pone "Te deseo un buen día, princesa ¿nos vemos en Starbucks esta tarde? Te guardaré el sofá no delante del mío, sino el de mi lado". Y entonces, te pones a temblar, y piensas si puedes estar enamorada.

Y NO.
NO PUEDO PORQUE YA LO ESTOY.

Tengo miedo. Miedo de volver a sentir lo que sentí un tiempo atrás. Miedo porque nunca supe amar y solo él supo enseñarme, y solo a su lado supe aprender. Miedo de empezar. Miedo a las mariposas estúpidas que aparecen sin avisar y se quedan ahí, y nunca sabes hasta cuando. Miedo al rechazo. Miedo a no ser nunca lo suficiente, a no dar la cara por alguien, a estar entre la espada y la pared. Miedo a saber que me estampo contra la pared, pero que la espada me mata... y aún así, elegir la espada. Miedo al no. Miedo a no dormir, y no comer y no vivir porque mi mente se olvida, porque en mi mente solo está él. Miedo a llenar un blog de estúpidas declaraciones de amor, que se queden en el olvido. Miedo al qué dirán. Miedo a que algo sea efímero y no sea eterno. Miedo a tocar otras manos, otra barba. Miedo a no tener. Miedo a no llegar y miedo de pasarme. Miedo a que otro que no seas tú me diga cómo ponerme para estar perfecta para ti.  Miedo de que no le gusten mis sandwichs. Miedo de ver la torre sin ti a mi lado. Miedo de que reaccione mejor a mis cosas y que yo pueda pensar que eso sí me gusta. Miedo a decirle a alguien que tú estarás siempre conmigo, despierta, dormida, o cuando esté haciendo el amor.  Miedo a tener que empezar algo que no sepa como funciona, algo distinto a lo que tú y yo tuvimos, porque no sabría como actuar. Me gustaba lo nuestro, y no sé si querría algo distinto Miedo de tener que contarle a quién pertenece ese tatuaje de mi pecho... y miedo a que él sienta miedo de que no es como tú. Porque nadie será como tú. 

Miedo de sentir.
Miedo de sufrir.
Miedo de que desaparezcas y seas sustituido.

JAMÁS.




55 comentarios:

  1. Qué maravilla de post!!!
    Cuántos miedos, cuánto miedo al miedo...yo también me he sentido así muchísimas veces.
    Comparto la mayoría de tus temores, miedo a descubrir un día que el amor está fuera aún cuando creía que lo tenía al lado, miedo a empezar de nuevo sin saber si hago lo correcto. Miedo a perder por querer ganar, y luego darme cuenta de lo que he perdido.
    Ainsss, cuántos puñeteros miedos...
    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no fuera por el miedo, otro gallo me cantaría...

      Besos!!

      Eliminar
  2. Yo he pasado por este miedo enfermizo.
    Miedo a ser feliz, miedo a olvidar.
    Miedo a abrir puertas, a que te penetren el corazón.
    Miedo a paseos de la mano, miedo a dedos rozándote el alma.
    Miedo a sonrisas que calan, a ausencias que calan.
    Miedo a la cima, para luego caer.

    Tequila, tú siempre me dices que qué bonita mi relación...y yo estuve apunto de no vivirla por mis dichosos miedos.
    Date una oportunidad y hazle un hueco a tu (des)amor en el corazón y en la memoria.
    No guardes luto. No te digo que busques, si no que te no debes enterrarte en el mismo ataúd.
    A veces echarás de menos y por supuesto, NADIE será como él.
    Pero habrá otro alguien que te recuerde que la vida es más que seguir caminando por inercia.

    Tienes bien cerca ilusiones a las que abrazar, deja de torturarte y respira hondo.

    Tú puedes salir, crecer y amar.

    ¡VIVE!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en lo de vivir... lo de amar lo dejamos de momento!

      Besos, mi pequeña salvadora!

      Eliminar
  3. El miedo es inevitable. Nadie va a volver a ser nadie, pero las personas pueden ser también importantes siendo quienes son. Aunque no sean él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no son él, no quiero a otro él. Bien lo sabes.

      Besos!!

      Eliminar
  4. Comparto muchos de tus miedos, pero sabes qué noto de positivo en este tipo de miedo? que solemos sentirlo cuando tememos perder algo importante, algo valioso, en este caso el pasado, esa historia bonita que se vivió (y que bueno haber vivido algo así aunque haya terminado), pero también lo sentimos cuando estamos por iniciar una nueva aventura, como un niño dando sus primeros pasos o un pajarito retomando el vuelo después de una caída, vacilamos, nos lo pensamos mucho, vamos como mucho cuidado al inicio, pero eso no nos echa para atrás, seguimos avanzando, lo que significa, que estás a punto de cerrar ese capítulo bonito y comenzar otro, y eso es bueno. Me alegro por ti. Espero pronto llegar a ese punto que tú has conseguido. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, no Valeria! No quiero ningún principio ahora, ni creo que lo quiera en mucho tiempo. Dejemos pasar los años sin ninguna prisa....

      Besos!

      Eliminar
  5. Genial como siempre.Es increíble cómo transmites justamente lo que siento. El otro día iba a escribir algo parecido pero al final lo deje a medias. Hoy me pongo a ello.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues venga, así que lo podamos disfrutar todos!

      Besos!!

      Eliminar
  6. No dejes que el miedo gobierne tu vida o acabarás con una costra que no te dejará sentir nada...Y me contesto yo misma "Mira quién va a hablar! Doña costrita!".

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... me ha hecho gracia tu última frase. Siempre hablamos las que más tenemos que callar, ¿a qué sí?

      Besos!!

      Eliminar
  7. Precioso post, pero... Por qué no te permites a ti misma volver a ser feliz? Con otra persona, en otros brazos. Si aquella historia no pudo ser, conserva los buenos recuerdos, e intenta pasar página. Mereces ser feliz. No puedes encadenarte a lo que no pudo ser, y mucho menos, encerrarte en casa para evitar conocer a gente nueva. Y sí, llegado el momento, es fácil que aparezcan las comparaciones, pero cada historia es diferente. No pienses que lo mejor lo viviste ya con él, aunque fueras muy feliz con él; piensa que lo mejor está por llegar.
    Un beso! Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains.... mi gata, no puedo pensar que lo mejor está por llegar, por que lo mejor es él. Como digo, tendrá que pasar mucho, mucho tiempo para que pueda volver a ver algo bueno en un hombre... si es que lo consigo.

      Besos!!

      Eliminar
  8. Todos sentimos miedo, por lo que ocurre o por lo que pensamos que puede llegar a ocurrir, y es muy difícil no dejar que te venza, pero al menos hay que intentarlo, porque de otro modo puede llegar a anularte completamente y no vives.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivir, viviré... pero me aferraré a ese recuerdo que quiero tanto.

      Besos!!

      Eliminar
  9. Miedo, dices. Todo es efímero en esta vida. Lo que más, la vida misma. Dichosa eres si puedes disfrutar de algún instante de felicidad. Hay quien se va de este mundo sin haberlo conocido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo al menos, eso sí lo he tenido, he sentido la felicidad en múltiples ocasiones.

      Besos!!

      Eliminar
  10. Si te sirve de consuelo, yo creo que eso lo hemos sentido todas al terminar una relación con alguien que consideramos especial y de quien realmente estuvimos enamoradas.
    No estamos bien, y sin embargo no queremos que nadie venga a arrebatarnos y sustituir nuestros recuerdos por otros nuevos, creemos que nadie nunca podrá hacernos sentir sensaciones iguales, y si fuera posible no deseamos que ocurra porque borrará lo anterior. Por no hablar como tu tan maravillosamente has expresado al miedo e incluso la pereza de volver a pasar por todas las etapas. Sin embargo, un día sucede, y es curioso y mágico descubrir como de repente todo ese comerse la cabeza desaparece, incluso te asombras y te sorprende pensar en porqué todo lo retorciste tanto y te pareció tan difícil. Sucede y te limitas a vivirlo y disfrutarlo con total sencillez.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tiene que suceder, que sea en un futuro lejano, por favor y gracias.

      Besos!!

      Eliminar
  11. Es normal tener miedo, el miedo es una parte de la vida, porque ser valiente es saber dominar el miedo.

    Muchas veces no es racional, es algo institivo como lo del "agua y los gatos", lo he sentido muchas veces, pero siempre he procurado tenerlo a raya, yo controlo mi vida, no el miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suerte que sabes controlarte. Yo soy una gallina para todo!!

      Besos!

      Eliminar
  12. Ayer por la tarde pensaba en el miedo. Si, ese miedo del que tú hablas. Por eso me ha sorprendido tu entrada. Lo que pasa es que vivir con miedo es una auténtica mierda. Si esa persona ya no está, no se trata de sustitución, si no de "completar". Es complicado, pero por lo que dices, aún no estás preparada para dejarte llevar por las mariposas, los cafés del sturbacks o los whatssaps.
    Amar como tú lo haces si que da miedo, porque lo entregas todo, incluso a ti misma. No te pierdas por el camino. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wowww... me ha encantado tu commentario. Nada más que decirte. Gracias, solamente.

      Besos!!

      Eliminar
  13. El miedo es así de cabroncete, es verdad. Pero claro, a veces hay que liarse la manta a la cabeza y tirarse a la piscina a ver qué pasa, venciendo ese miedo que nos paraliza.
    ¿Y quién sabe? ¿Por qué no va a salir bien?
    Lo que pasa es que quizás no estás aún dispuesta a empezar de nuevo, y de ahí, el miedo a ni siquiera intentarlo. :)

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo es eso... aún no estoy preparada. Todo a su debido tiempo... quizá dentro de unos 300 años... ;-)

      Besos!!

      Eliminar
  14. Jo, ha sido leer esta entrada y estar pensando en alguien, en que a pesar de todo lo que ha pasado, él ha dejado el listón muy alto y que es difícil que alguien le sustituya, porque nadie será como él..

    Pero por "desgracia" la vida es así, tenemos miedo a nosotros mismos, miedo a volver obsesionarnos, miedo a volver dejar que ocurra lo mismo pero la vida es así o nos arriesgamos o nada. Debes experimentar otra vez, sólo que ésta vez cuentas con una "experiencia" previa y puedes intentar evitar que suceda lo mismo que pasó con la anterior persona..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el amor nunca sale bien, creo que no es cuestión de errores, es cuestión mía. Siempre la acabo cagando.

      Besos!!

      Eliminar
  15. A mí me daría más miedo seguir viviendo sin tener ganas de volver a sentir eso nunca más.
    ¿Puede haber algo más maravilloso que volver a enamorarse? La primera mirada, el primer roce, el primer beso, las caricias, los susurros... Mil veces en la vida habría que vivir eso. Aunque haya que pasar antes por el desamor.
    Deja el miedo de una vez. Enamórate de la vida todas las veces que haga falta.

    Un beso grande cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es que, todo fue tan ideal, que sé que nunca va a ser igual, todo me sabrá a menos siempre. Es como ir a peor...

      Besos!!

      Eliminar
  16. !!me encantó tu blog!!!

    un beso grande!

    http://casildacasi.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  17. Pues si, ese miedo es.....supongo que otra parte más del duelo, algo (muy) difícil pero superable, desde luego. Ahora, totalmente comprensibles tus letras aunque quizá son muchas sentencias...date tiempo......

    Abrazos y esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente tiempo, tengo todo el del mundo.

      Besos!!

      Eliminar
  18. Si no es que no te entienda, pero no voy a ayudarte a que sigas ahí.

    Pasó, duele, pero cada mañana sale el sol y tienes el privilegio de vivirlo, Poco a poco, paso a paso, y todo, hasta el miedo se convertirá en un recuerdo y después en polvo, polvo del camino.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Pilar, lo sé... pero es pronto. Tengo que darme mucho, muchísimo tiempo, me temo, para que todo esto pase...
      Gracias por tus ánimos siempre!!

      Besos!

      Eliminar
  19. Conozco ese miedo demasiado bien... Pero deberíamos preguntarnos las dos, si una vida con ese miedo es vivir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es vivir ¿pero que otro remedio ves?

      Besos!!

      Eliminar
  20. Tener miedo al miedo, nos hace subir en una noria donde hay que bajarse en marcha para sobrevivir al miedo. Me ha gustado tu entrada.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que miedo al miedo, es miedo a la vida, a lo que tiene que venir... a que algo pueda ser mejor...

      Besos!!

      Eliminar
  21. A ver, a ver, a ver.. ¿qué fue de ese "lunes" en el que empezaba tu vida sin él??... o yo lo leí mal o lo entendí mal o lo interpreté mal...

    Lo que tenga que ser. será. Y no te cierres en banda por ese "miedo", a mi modo de ver absurdo. Bueno.. no te voy a hacer una lista de las cosas por las que hay que tener miedo, pero miedo real y miedo de verdad porque ya la sabes tu de sobra.... pero ese miedo que describes... en fin.. que no te tortures.

    Sal, disfruta, vive y si conoces a alguien especial, pues bienvenido sea, y si no sale bien, pues no sale bien.. pero ¿y si si?... Hay que arriesgarse, porque sino podemos perdernos cosas estupendas!.

    Un beso fuerte y... pasado mañana vuelve a ser lunes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el periodo que me dí de duelo fue demasiado corto. No puedo forzar a que desaparezca de mi cabeza, imagino que saldrá cuando llegue el momento... y yo llega, Alma, no llega.

      Besos, cielo.

      Eliminar
  22. Creo que todos tenemos el miedo metido en el cuerpo, y que unos días le robamos terreno en un lado aún a sabiendas que pueden venir mal dadas y lo recupere por otra parte. Pero ¿y si no nos arriesgamos cómo lo vamos a saber?, creo que si algo me ha enseñado el no ser una rajada y terminar tirándome desde 30 metros de altura en medio del bosque, es que, si no le echas redaños, te seguirás quedando colgada a 30 metros del suelo enganchada al cable de vida pero sin vivir de verdad, porque ya no puedes desandar el camino recorrido y no te atreves a seguir hacia adelante, y ello no implica olvidar lo pasado, sino mantenerlo (porque es parte de nosotros), pero sin que nos condicione.

    Un muaca^^

    ResponderEliminar
  23. Ai tequila.... que duro es el desamor, que duro volver a enamorarse, que duro seguir amando desde lejos, normal que tengas miedo
    un abrazo

    ResponderEliminar
  24. es muy duro, y ese miedo es normal , pero seguro que poco a poco lo iras superando y todo volvera a tomar otro color. un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. Hola cielo!
    Yo me he sentido asi.
    pero todo pasa, en serio
    Un beso! May R Ayamonte∞

    ResponderEliminar
  26. Me encanta cuando dices todo eso que a veces no te atreves a decir. Y la foto un 10!

    beso

    ResponderEliminar
  27. pues sí, todo ese miedo es de lo más normal, pero un día te levantarás y se habrá ido! ya verás! :)
    oye, y qué guay lo del Starbucks, no? xD. Debería pasar más a menudo! jaja

    ResponderEliminar
  28. Pues el miedo es lo primero que hay que dejar atrás para poder actuar, aunque te digan por aquí que es normal (que sí lo es, pero hay que ponerse unos límites de tiempo, no podemos estar toda la vida ocultándonos detrás de ese miedo, ¿no?)

    Besos:)

    ResponderEliminar
  29. Deja el miedo para los cobardes.
    La vida es una aventura muy corta.
    ¡Suerte!

    ResponderEliminar
  30. el miedo a al go nuevo, el miedo al cambio... es lo mas normal del mundo. Pero el que no arriesga no gana y hay que dejar atrás al miedo para dar paso a lo desconocido, que a veces es bueno, muy bueno y la sensacion de amar es mucho mejor que la de tener miedo ;-)

    ResponderEliminar
  31. Sé lo duro que es ese miedo. Y te diré algo más: Se supera. Ese miedo pasa. Y no olvidarás a esa persona a la que amaste, claro que no. Pero la superarás, que es lo realmente importante. Te garantizo que sí :)

    Un besito y mucho ánimo preciosa.

    ResponderEliminar
  32. Hola guapa!
    Yo creo que lo maravilloso de la vida es ese miedo, si las cosas pueden salir mal es que también pueden salir bien, no?
    En cuanto al miedo a sustituirle..yo si que creo que es decisión tuya.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  33. Hay que vencer ese miedo, hermosa!

    ResponderEliminar
  34. El miedo es una defensa, el miedo es bueno, pero solo para darte tiempo a pensar que hacer: si atacar o huir.

    Si lo que da miedo es muy grande, muy terrible y nos puede dañar, lo mejor es huir. Si lo que nos atemoriza es la zozobra de no saber qué pasará, miedo de volver a sentir ... creo que hay que enfrentarlo, si te quedas quieta con miedo de volver a ser la de antes acabas por no ser nada, por ser una cáscara vacía, sin vida.

    Me niego a tener miedo a vivir, y espero que en el caso de la persona que describes solo sea un miedo transitorio.

    ResponderEliminar